Top Ad unit 728 × 90

Últimos artículos

recent

Rusia-República Checa: La oportunidad de dos carreras similares



Rusia y República Checa se enfrentan a partir de las 20:45 en su debut en la Eurocopa 2012. Ambas jugaron la última edición, en 2008, donde su papel fue bastante diferente. Rusia fue la gran revelación; mientras que República Checa no consiguió avanzar de ronda por aquel entonces. Los papeles en esta ocasión parecen similares, y Rusia se antoja como favorita en el grupo más abierto. Buena parte de las miradas estarán en dos hombres con trayectorias similares, pero a la vez diferentes: Roman Shirokov, por parte de los rusos y Tomas Sivok por parte de los checos, han sufrido una metamorfosis en su carrera. Hoy, serán claves en sus selecciones.

La vida de Roman Shirokov fue complicada. Nacido en Dedovsk, cerca de Moscú; y su trayectoria futbolística no destacó durante sus inicios. Varios equipos le vieron pasar desde que saliera de la cantera del CSKA Moscú, siendo sus coqueteos con el alcohol una lacra que su fútbol estuvo a punto de no superar. Mediocentro defensivo natural, sus grandes momentos sin embargo los ha vivido en posiciones totalmente diferentes a la que el bueno de Roman comenzó a dar sus primeras patadas. Sin duda el gran momento de Shirokov llegó en 2008. En un Zenit en plena ebullición europea, le tocó asumir un rol al que no estaba acostumbrado: Advocaat requirió sus servicios como defensa central en la zaga del campeón de la Copa de la UEFA de aquel año. A Rusia, por su parte, le esperaba ese verano la Eurocopa. Hiddink había jugado con tres centrales durante toda la fase de clasificación: Ignasevich y los hermanos Berezutskyi parecían inamovibles de cara a la Euro. Shirokov emergía en la lista de Hiddink por su novedosa polivalencia que había adquirido a su llegada a San Petersburgo. Shirokov no había jugado ningún partido en toda la fase de clasificación. Pero Hiddink se la jugaba: en el primer partido frente a España; alineaba un centro de la defensa inédito con Kolodin y Shirokov. Aquel día, Rusia caía por 4-1 y Roman no volvía a aparecer.
El tiempo pasó, y tras su problemas Shirokov volvió a aparecer en la élite con un nuevo rol. La adaptación al puesto de central podía parecer normal en un jugador de corte defensivo. Sin embargo, Shirokov tomó el nuevo estatus de centrocampista llegador, partícipe de las acciones de peligro y goleador; y su participación en la fase de clasificación ha sido excelsa. Situado como volante en una especie de “trivote” con Denisov haciendo de guardián y Zyrianov y Shirokov cerrando un triángulo cuyos réditos pueden ser vitales para la selección de Advocaat. Dick le conoce desde hace muchos años y confía en Roman para que asuma un papel importante en la selección. Su metamorfosis hacia puestos ofensivos, se antoja como una de las bases de esta selección.

En el otro lado del campo, la historia paralela nos lleva a Ceske Budejovice, donde hace 28 años nacía Tomas Sivok. Con 20 años,  este mediocentro de corte defensivo emergía como una de las futuras estrellas del fútbol checo. Sus primeros minutos en el Sparta de Praga ofrecían una garantía de éxito para el devenir del equipo granate. Su explosión se produjo en 2005. Aquella temporada la competencia en la medular de los de Praga parecía por encima de Tomas aún. Michalik, Simak, Vorisek; partían por delante del joven centrocampista checo aunque al final ocurrió todo lo contrario: Sivok se ganó la plaza, jugó todos los minutos del grupo D en Champions y se convirtió en uno de los mediocentros más interesantes del panorama europeo. El Udinese, con su especial tino para encontrar talentos, no tardó en llamar a su puerta y comenzó su experiencia italiana, la cual no fue muy exitosa. En 2008, la Eurocopa se mostraba al final de año y Sivok volvió a Praga cedido en busca de minutos. Una inoportuna lesión de rodilla le hizo contr
ar con pocos minutos en la fase de clasificación. Fue titular en Junio en la visita de los checos a Gales que terminase sin goles; y jugó media parte en la victoria frente a Eire por 1-0, sustituyendo a Galasek en lo que parecía, podía ser el gran ejemplo de cambio de generación en el centro del campo checo. Sivok estuvo en aquella Euro 2008, donde ni siquiera debutó. Ese mismo verano, hacía las maletas para emigrar al fútbol turco en busca del éxito que parecía retrasarse. El Besiktas era su destino y con él, el cambio de rol, que ya había asumido en contadas ocasiones; se culminó. Sivok se asentó como defensa central en la zaga de los de Estambul donde lleva cuatro temporadas como indiscutible. Bilek ha aprovechado esta coyuntura para armar un equipo desde la posición en el centro de la zaga con Sivok formando pareja con Hubnik. Mucho se habla de su gran salida de balón, amén de su poderío en los remates a balón parado; pero quizás no se hable lo suficiente del que fue su pasado: uno de los mediocentros de más proyección del fútbol europeo. Ahora, asentado en su nueva posición, buscará resarcirse de aquella Euro 2008.

Dos historias paralelas, las de dos jugadores que reconvirtieron su posición para erigirse en claves en sus clubes y en sus selecciones; pero a la vez contrarias; ya que si Shirokov asumió papeles más ofensivos, Tomas Sivok retrasó su posición con el paso del tiempo. La Euro 2008 no fue un gran momento para ellos; hoy, serán claves en el primero de los partidos que jalonan un nuevo hito en sus carreras deportivas. ¡Comienza la Eurocopa 2012!
Rusia-República Checa: La oportunidad de dos carreras similares Reviewed by Javi Martín on 8:30 Rating: 5

No hay comentarios:

Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.